lunes, 22 de junio de 2009

La Consulta del Doctor Mortem y el Pálpito.

Título éste que he puesto bastante extraño, pero que comprendereis en el momento en que leáis lo que paso a contaros.
Para entender bien la situación hay que remontarse más o menos hasta hace quince años, yo era jovencita, me salió una especie de grano en la ingle a consecuencia de la depilación con cera (era un bulto que a veces supuraba y otras veces se quedaba en carne viva y dolía mucho) que me tuvo fastidiada casi cinco años, que se dice pronto, me recetaron todas las pomadas del mundo mundial, tomé antibióticos, me lo quemaron en varias ocasiones, pero el grano ahí seguía resistiendo y resistiendo, finalmente fui un día a urgencias y me lo operaron, gracias a dios y al cirujano que me operó, por fín murió el mu desgraciao.
Pues para mi desgracia hará aproximadamente un mes y sin razón ni motivo aparente el grano cabrón ha resucitado. Ahí está otra vez, supurando, doliéndome, molestandome porque se me pega a la ropa interior, es una tortura sobre todo por que esta en una zona muy delicada.
También, porque cuando las desgracias vienen nunca lo hacen solas, me salió otro bulto en la otra ingle, pero este es un bulto normal, como de grasa, este, mientras no se demuestre lo contrario no es grano cabrón.
Así que imaginaros, en la ingle izquierda ( casi cerca del potorro) tengo al grano cabrón y en la ingle derecha (justo donde se dobla la pierna) tengo el bulto que es normal, por así decirlo.
Ante tan triste panorama, yo que soy mu aprensiva me asusté, y lo primero que hice fue pedir cita para el médico de la piel, llamé a varios, pero me decidí por el que me dio la cita antes.
Pues allí que fui a la consulta del doctor a ver que tenia que decirme y que tenia que mandarme para acabar con los granos malditos, mi madre (menos mal) vino conmigo. El susto fue nada más llegar, la secretaria estaba sentada en una mesita a la entrada con ¡¡¡¡¡¡Una Máquina de Escribir!!!! si señores en pleno siglo XXI y la chavala tenía una olivetti de esas que hacen un ruido infernal cuando tecleas.
Me tomó los datos, y me dijo que pasáramos a la sala de espera. La sala de espera, era también muy particular, muchos cuadros muchas figuritas, muchas cosas colgadas en la pared,un aparato de aire acondicionado de cuando Franco era corneta..... pero bueno, no le eché mucha cuenta.
Pasado un rato me llamaron, y entré en la consulta del doctor....... mortem. Virgen Santa que miedito que me dio cuando entré en el despacho!!!!!!. Unas cortinas de terciopelo azul completamente corridas, no entraba ni un rayito de luz, solo se iluminaba con una pequeña luz de sobremesa.
El doctor, no es que fuese muy viejo, pero parecía que tenía más años que Carracuca. No había ni un centímetro de pared libre, toda llenas de diplomas, pero diplomas antiquísimos, fíjate, que no había ninguno con el escudo constitucional, todos tenían el "pollo" de Franco. De hecho, presidiendo la sala, había una foto del susodicho doctor dando la mano al Generalisimo, y el generalísimo era joven!!!!!, así que me sentí como si me hubiesen metido en una maquina del tiempo y de repente estuviese en 1975 o antes.
Imaginate, salí de allí asustadita perdida, pensando pero donde coño me he metido yo, si este hombre vive hace 35 años, que va a saber este tío de medicina actual, si seguro que cuando estudió no se había inventado ni la penicilina, por mucha fama de buen medico que tenga, no me gustó ni medio pelo.
Después de revisarme me puso un tratamiento, una pomada antibiótica para el grano de la izquierda y una pomada de rosa mosqueta ( la pomadita de marras vale mas de 35 €) para el granito de la ingle derecha. Lo compré todo en la farmacia y cuando dispuse a ponerme el tratamiento me dio un pálpito.
Si. Me dio la sensación de que el doctor había confundido mi derecha con su derecha, y que en realidad lo que el me había mandado para el grano cabrón no era para él sino para el otro. Fue una cosa que se me pasó por la mente, como una corazonada. Tuve mis dudas, de hecho, no empecé con el tratamiento hasta que al día siguiente fui a la farmacia a exponer mis dudas.
La farmaceutica me dijo que tenia que ponerme las cremas según me había indicado el doctor, así que aunque no estaba muy convencida ( para eso ellos son "pofesionales") lo hice así.
En que mala hora me puse la pomada antibiótica en el grano cabron, pasé un día de perros, porque se me levantó la poca piel que me quedaba, y se me quedó en carne viva, y me dolía que te cagas. Así que contra el pronostico del doctor y de la farmaceutica, me puse la pomada antibiotica en el granito normal, y la pomada de rosa mosqueta (que tiene grandes propiedades regenerativas y cicatrizantes) en el grano cabron.
De eso hace ya cuatro o cinco días, pues dejame decirte que el grano normal, el de la ingle derecha, casi casi está desaparecido, y el otro, como su propio nombre indica es un grano cabrón que tiene que dar por saco porque es su propia naturaleza, pero desde luego está muy mejorado, ya no está en carne viva, ni se me pega a las braguitas ni nada, parece que poco a poco está cicatrizando, aunque no lo digo mu fuerte porque este grano tiene vida propia y no se sabe por donde va a salir, lo digo por experiencia.
Así que, amigas, cuando tengáis un pálpito, un algo que os dice desde vuestro interior lo que es lo correcto, hacedle caso, porque probablemente tengáis toda la razón.
Un beso y feliz semana

7 comentarios:

Prosapia dijo...

jajajaja qué mal rollo de consulta!! no creas que eres la única, a mí eso me pasó pero con el gestor de mi padre, es en un piso y lo que correspondia a una recepcion-secretaria era bastante normal, pero el despacho del gestor en cuestion era como AARRRGH!!! todo muy finales de los 80 principios de los 90 jajaja me refiero a la estética pantalones sobaqueros cachuli, pelo cardado, hombreras, de ese tipo todo, los muebles en negro y dorado, cortinas púrpura como de encaje de bolillo, pero lo más fuerte fue ver un cuadro como de 2 metros por un metro DE CAZA!!! de esos de bosque de interior, con cervatillo incluido jajajaja imaginate la cara que se me quedó, todo muy hortera
besitos!!! y gracias por desearme suerte !!

Nais dijo...

Menos mal que aunque el tio se equivoco de lado las cremas fueron acertadas si tienes un buen palpito jajajaja.
Jo tia que mal lo tienes que pasar, eso tiene que doler muchisimo.
La proxima vez no vayas a ese medico mas.
Un besazo.

Sandra dijo...

Por dios, 5 años con el grano cabrón??? si ya forma parte de ti!!.... q mal rollo tia, espero q desaparezca para siempre jamás!.

A mi salío uno el otro dia, me acojoné un poco por eso de los bultos y tal, y la verdad es q ayer ya no lo tenía, asi q mejor.

Y lo de la consulta y el médico de antes de la guerra, no te fies de las apariencias, q estos hombres prehistoricos son grandes sabios, acuerdate de eso de " mas sabe el demonio por viejo que por demonio".

Un besete.

nine dijo...

madre mía que horror, es para salir de allí pitando!!! me alegro de que estés mejor, anda que el sitio del granito!!!! espero que no te de problemas para ir a la playa, pero por si acaso, ten cuidadín con la arena amor!! Un besote y mejórate

Ellyllon dijo...

Tía... ¿me puedo reir?

jajajajaajajajajaajajajajajaja

Pobretica míaaaaaaa qué de sustos, de pálpitos y de dolores! jajajaajajajajajaajajajaaj

hombre, yo veo que hiciste lo correcto, nena. A veces los pálpitos no son buenos consejeros y quien ha estudiado, pos te fías de su opinión.

Pero habría que verte andar con semejantes pelotas en esos sitios tan jodidos!

Ah! no te preocupes, yo creo que si lo mío no fue peor (hablo también de grano in the potourrro), sí que fue igual de desagradable y doloroso....
pero no te lo voy a contar que no son horas! jajajaajajajajaajajajaja

Besos mi niña Betty!!!!!!!!
Es que te adoro!
Muaks

lamari dijo...

por fin, ppor fin y por finnnnnnnn
estoy llena de granos cabrones, y todo el mundo me dice que soy una bestia porque me toco, el dermatólogo también....
pero solo quien tiene un grano cabrón puede entender que son ellos los que mandan.
por fin encuentro a alguien que sabe de cabronías de los granos

Sandra dijo...

Feliz finde morena!.