viernes, 6 de febrero de 2009

Me he hecho mayor

Si, he llegado a esa conclusión, me he hecho mayor, no mayor en el sentido de vieja,ni nada de eso, si no que desde hace aproximadamente dejé de vivir como una eterna adolescente para vivir una vida de adulta adulta como se suele decir.
Hasta hace mas o menos un año, vivía con mis padres, y aunque ya había llegado a la treintena mi vida seguía siendo, a rasgos generales, como cuando tenía veinte años. De mi casa se ocupaba mi madre, ella se ocupaba de todas las tareas importantes de casa, no tenía grandes preocupaciones en ese sentido, como tampoco me preocupaba de como estaba la nevera siempre llena, ni de que faltase papel higiénico, siempre había alguien (mi santa madre) que se ocupaba de eso. Yo me limitaba, un tiempo a estudiar y otro tiempo a trabajar, y llegaba a casa y todo hecho, solo sentarme a mesa y mantel.
Ahora todo eso ha cambiado, me he pseudoindependizado (sigo yendo a comer a casa al medio día), ya no salgo los fines de semana hasta las tantas, ya no aguanto hasta las cinco de la mañana con tacones de diez centímetros, tampoco puedo tomar más de dos copas sin que me siente mal, yo que me bebía el vodka con limón como si fuese agua. Ya no me gasto el 70% de mi sueldo el caprichos de ropa, cremitas y revistas.
Ahora voy al super y sé lo caro que vale todo, lo rápido que se va el dinero en la cesta de la compra, de lo que cuesta tener la despensa medianamente llena.Ahora, ya no me levanto los sábados y domingos a las tantas hecha polvo de la fiesta, ahora me levanto antes de las diez, y me dedico a hacer todas las tareas de casa que durante la semana no me da tiempo (poner lavadoras, planchar, limpiar los cuartos de baño etc).
Hace meses que no me compro nada de ropa, aunque claro, si ya no salgo, no necesito modelito distinto cada semana,y el dinero es necesario para otras cosas, hace meses que no estreno camiseta con escote como antes siempre hacía, claro que ahora ya no me apetece.
No es que me haya hecho "vieja" es que como dice mi madre, por fin me he hecho mayor, ahora se lo que cuestan las cosas, el trabajo que supone tener toda la ropa ordenada y planchada, lo que cuesta tenerlo todo en orden, también ahora prefiero tener los fines de semana para descansar y desconectar del trabajo y no para estar todo el día hecha polvo en el sofá después de una superjuerga.
A veces hecho de menos aquello, aunque después lo pienso mejor y, si salgo, me siento rara en un bar super achuchao de gente con calor, a veces hecho de menos eso de salir a ligotear por ahí, pero luego me siento tan a gusto en mi casita con mi chico que se me pasan.

Besos.

8 comentarios:

julia dijo...

Te entiendo perfectamente...y bueno son etapas...lo que estás contando me ha tocado vivirlo desde los 18 pero una vez te acostumbras pues coges el ritmillo...nada es mejor ni peor...sino simplemente las prioridades cambian..
Un besazo y a ser feliz en cada etapa de tu vida jejeje

Ellyllon dijo...

Bienvenida al mundo de los mayores que no viejos! jejejeje
Me siento exactamente como tú,cariño.

Y lo estás haciendo estupendamente y seguro que mamá está muy orgullosa de tí en todos los aspectos.

Besos miles Betty mía!
Elly

Sandra dijo...

Pues como dice Elly bienvenida al mundo de los adultos, me siento igual que tu, he pasado de tenerlo todo hecho y pagado, a ser yo la que me lo haga y me lo pague. SI no plancho hoy, mañana cuando vuelva va a seguir ahi, no va a venir nadie a hacerlo por mi.

De todas formas, creo que todo tiene su parte buena y su parte mala. Personalmente, yo no me cambiaba ahora por mis 20 años.


Feliz finde guapa.

ampa dijo...

Ainssss como te entiendo!!!! Me pasa exactamente lo mismo, solo q yo me indpendicé con 20 años.... fue duro, pero es lo que tú dices...lo agusto q estoy en mi casa, no tiene comparación.
Un saludo.

BACCI dijo...

Bufff es durillo enfrentarse con la realidad pero algún día teníamos q hacerlo, es cuestión de readaptarse a los nuevos tiempos!!!

besos

Turuleta dijo...

Jo!, yo en un año o así estaré como tú.. y me ha dado pánico!! en fin que tengo muchísimas ganas de independizarme, pero será duro y ahora mismo yo ya no estoy para esas palizas de fiestas etc, cuando tenga la casa ya ni te cuento! no me sacan ni con calzador! pero bueno digo yo que son etapas y que mi chico y yo nos tendremos que adaptar 1º el uno al otro al convivir y 2º adaptarnos a la casa y sus consecuencias...ya contaré..

nine dijo...

a mi me pasa lo mismo, pero no me cambio, me gusta disfrutar de los días, de mi casa, de mi chico. Cada cosa tiene su momento, y todos son bonitos, aunque de vez en cuando eche de menos la ropa "para salir" con escotes, ahora eso ni lo miro!!!

Claudia Newman dijo...

Yo estoy igual que tú, como en casa de mamá pero el resto me toca a mi...

Al principio me ha costado, pero ahora no lo cambio.

Las juergas hace bastante que las dejé y tampoco las echo de menos...

Besos